+
Editar el contenido

Acerca de Nosotros

Somos una iniciativa de prevención y tratamiento  de la diabetes.

Contacto

Hipertensión arterial y la Diabetes

De hugovillarroelabrego - hugovillarroelabrego, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2608097

Se habla de hipertensión cuando la presión de la sangre en nuestros vasos sanguíneos es demasiado alta (de 140/90 mmHg o más). Es un problema frecuente que puede ser grave si no se trata.

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea por encima de los límites sobre los cuales aumenta el riesgo cardiovascular. De acuerdo con numerosos estudios internacionales, la morbilidad y mortalidad de causa cardiovascular tiene una relación directa con el aumento de las cifras de presión sistólica sostenida por encima de 139 mmHg o una presión diastólica sostenida mayor de 89 mmHg tanto para las complicaciones de la enfermedad coronaria como para los accidentes vasculares cerebrales, la insuficiencia cardiaca, la enfermedad vascular periférica y la insuficiencia renal.

Cerca de un tercio de la población adulta de los países desarrollados y de los países en vías de desarrollo sufre de hipertensión arterial; es la principal causa de consulta a los servicios médicos de atención primaria. Sobre cifras de 115/75 de presión arterial por cada incremento de 20 mmHg de la presión sistólica o 10 mmHg de la presión diastólica, el riesgo de un evento cardiovascular se duplica.

Relación entre Diabetes y Hipertensión:

La diabetes y la hipertensión a menudo van de la mano. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar hipertensión, y viceversa. Esto se debe a varios factores, incluyendo la resistencia a la insulina, la obesidad y la disfunción endotelial.

Síntomas:

La mayoría de personas hipertensas no tienen síntomas, aunque la tensión arterial muy alta puede causar dolor de cabeza, visión borrosa, dolor en el pecho y otros síntomas.
 
La mejor manera de saber si se tiene la tensión alta es tomársela. Si no se trata, la hipertensión puede causar enfermedades como insuficiencia renal, enfermedades del corazón y derrames cerebrales.
 
Las personas que tienen la tensión arterial muy alta (de 180/120 o más) pueden presentar estos síntomas:
  • Dolor intenso de cabeza
  • Dolor en el pecho
  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Visión borrosa o cambios en la visión
  • Ansiedad
  • Confusión
  • Pitidos en los oídos
  • Hemorragia nasal
  • Cambios en el ritmo cardiaco
 
Si tiene usted alguno de estos síntomas y la tensión arterial muy alta, acuda de inmediato a un profesional de la salud.
 

Tratamiento:

Hay cambios de hábitos que ayudan a reducir la tensión arterial alta, entre ellos:
  • Seguir una dieta saludable y baja en sal
  • Perder peso
  • Practicar actividad física
  • Dejar de fumar
 
Cuidado personal
 
Hay cambios de hábitos que pueden ayudar a las personas con hipertensión a reducir su tensión arterial, aunque en algunos casos es necesario tomar también medicamentos.
Estos cambios pueden prevenir y reducir la tensión arterial elevada:
  • Comer más frutas y hortalizas
  • Pasar menos tiempo sentado
  • Hacer actividad física, ya sea caminar, correr, nadar, bailar o actividades para ganar fuerza, como levantar pesas
  • Practicar cada semana al menos 150 minutos una actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de una actividad aeróbica intensa
  • Hacer ejercicios para ganar fuerza dos días o más cada semana
  • Perder peso si se tiene obesidad o sobrepeso
  • Tomar los medicamentos que prescriba su profesional de la salud
 
Acudir a las visitas previstas con su profesional de la salud
Conductas que se deben evitar:
  • Consumir demasiada sal (no se deben superar los 2 g al día)
  • Comer alimentos con muchas grasas trans o saturadas
  • Fumar o consumir tabaco de otra manera
  • Beber …
Tratamientos médicos
 
Si tiene usted la tensión alta, es posible que el médico le recomiende tomar uno o varios medicamentos para rebajarla hasta un nivel que dependerá de las otras enfermedades que padezca.
 
Deberá reducir la tensión hasta menos de 130/80 si tiene también:
  • Una enfermedad cardiovascular (del corazón o un derrame cerebral
  • Diabetes (un exceso de azúcar en la sangre)
  • Insuficiencia renal crónica
  • Riesgo elevado de sufrir enfermedades cardiovasculares
 
Para la mayoría de las personas, el objetivo es una tensión arterial inferior a 140/90.
 
Hay distintos tipos de medicamentos que se suelen prescribir para reducir la tensión arterial:
  • Inhibidores de la ECA que relajan los vasos sanguíneos y previenen que se dañen los riñones, como el enalapril y el lisinopril
  • Bloqueantes de los receptores de angiotensina II que relajan los vasos sanguíneos y previenen que se dañen los riñones, como el losartán y al telmisartán
  • Bloqueadores de los canales de del calcio que relajan los vasos .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *